La diabetes infantil se puede prevenir desde el nacimiento del bebé

La diabetes infantil es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia, debido al crecimiento del índice de obesidad infantil, asociado a una vida sedentaria y malos hábitos alimenticios.

La diabetes infantil (Diabetes Mellitus Tipo 1) supone entre el 10 y el 15 por ciento del total de la diabetes t es la segunda enfermedad crónica más frecuente en la infancia.

Este mal se caracteriza por una alteración en la producción de la hormona insulina por el páncreas o por una resistencia a la acción de la insulina en el organismo. La insulina ayuda al organismo a transformar en azúcar en energía, promoviendo el buen funcionamiento del cuerpo humano.

La cantidad de insulina liberada depende mucho de la cantidad de azúcar que se ingiere. A más alimentos con carbohidratos consumidos, el páncreas trabajará mucho más de lo normal.

La diabetes tipo 1 es una enfermedade frecuente en la infancia y se caracteriza por la falta de producción de insulina y por un aumento de la glucosa en la sangre. de forma que medirse la glucosa en sangre varias veces al día, auto inyectarse insulina de forma subcutánea y realizar una dieta adecuada, son algunos de los pilares importantes de su tratamiento.

¿Cómo prevenir la diabetes en los niños?

Este mal se puede prevenir desde el nacimiento de los niños. La prevención puede empezar con la lactancia materna, evitando la alimentación artifical, rica en azúcares innecesarios durante esta fase.

Es necesario que los niños disfruten de una alimentación saludable así como de actividades físicas, evitando que lleven una vida sedentaria, permaneciendo mucho tiempo delante de la televisión, el ordenador o los videojuegos.

Los niños requieren de una dieta rica en fibras y pobre en azúcar. Lo preferible es disminuir la ingesta de azúcares de absorción rápida como el azúcar refinado, moreno, cristal y de miel, y sustituirlos por los azúcares que ya existen en las pastas y frutas.

Consecuencias de la diabetes en los niños:

Esta enfermedad puede provocar pérdida de visión, infarto, derrame, enfermedades pulmonares e insuficiencia renal.

Por este motivo, es importante prevenir fundamentalmente la cetoacidosis, que es una complicación grave y conlleva un riesgo vital si no se trata de forma precoz. Puede presentarse tras un período durante el que los síntomas pueden ser leves y en ocasiones pasar desapercibidos o hacerlo de manera brusca, como ocurre en los niños más pequeños.

Frutas y verduras para los niños durante otoño

Terminado el verano, se abren los espacios para las prisas y para un nuevo ritmo de vida más acelerado, con menos horas de sol y mayor desgaste físico y mental en adultos y en los niños.

Por ello, es necesario que la alimentación acompañe todos estos cambios, aportando la suficiente energía para que las defensas se vean potenciadas y renovadas.

Es importante conocer los alimentos que pueden ofrecer una mayor cantidad de nutrientes que aportarán una mejor salud y que protegerán a los niños de los resfriados y gripes que son comunes en esta época del año.

Alimentación según la estación:

Una dieta saludable requiere dedicación y también conocimiento. Los alimentos propios de cada estación pueden pasar a ser una dieta más variada y nutritiva. Las frutas y verduras del otoño contienen más vitamina C a comparación de las que se consume en verano, que contienen mucha agua.

Frutas otoñales:

Al concluir el verano, termina también el consumo de melocotones, sandías, melones y ciruelas para dar paso a la granada, membrillo, chirimoya, naranja, mandarina y uva, frutas recomendables para otoño, pues los cítricos contienen una acción desinfectante, además de estimular la acción de la vitamina C.

La uva es una fruta con mucha caloría debido a su alta cantidad de azúcares y presenta una acción antioxidante además de una buena cantidad de hierro.

Verduras otoñales:

La col, alcachofa, coliflor, calabaza y berenjena son verduras importantes en el otoño junto a la cebolla, lechuga y zanahoria.

La berenjena contiene pocas calorías, ejerce una acción antioxidante y tonificante. Su consumo estimula el buen funcionamiento del hígado y de la vesícula biliar, favoreciendo la digestión de las gradas. Puede ser consumida en guisos, al horno, frito, asado o acompañada de carnes.

La col y la coliflor son ricos en vitamina C y estimulan la acción del sistema inmunológico y previene algunas enfermedades degenerativas. Admiten diversas formas de elaboración y son suaves al paladar.

Castigar sin necesidad de golpear

Golpear, gritar, insultar, humillar e incluso ignorar a un niño simplemente no educa, sino que perpetúa el ciclo de violencia, deformando sus sentimientos y capacidades como individuo.

A menudo, las conductas de maltrato son protegidas por una cierta cultura de posesividad, donde los hijos son catalogados y tratados como objeto o producto bajo la hipótesis de que ”los padres saben siempre lo que hacen”. Per, los padres son inconscientes de lo nocivo de dichas conductas.

No es sano castigar a un niño por lo que siente, pues las emociones, aún las agresivas son en principio una realidad y por lo tanto válidas y deben expresarse por un conducto inteligente.

Los padres están en la obligación de corregir a sus hijos, es su responsabilidad guiarlos por el buen camino, aunque a veces parezca insignificante la falta que comentan, se le debe dar la importancia que merece.

En alguna oportunidad, hemos tenido que vivir situaciones de castigo físico. Un azote o una cachetada fueron empleados por nuestros padres para frenar la rabieta o desobediencia de los hijos y se convirtieron en escenas cotidianas en nuestra sociedad que a muchos no les parece muy raro y nada cuestionable.

¿Por qué pegan los padres a sus hijos?

Hay muchos motivos:

-Porque lo consideran oportuno para la educación de sus hijos.

-Porque lo utilizan para descargar sus nervios.

-Porque carecen de recursos suficientes para afrontar una situación difícil.

-Porque no poseen las habilidades necesarias para conseguir lo que desean.

-Porque no definen las situaciones sociales en las que las emiten.

-Porque no consiguen controlar sus emociones.

Si reflexionamos sobre los motivos que llevan a los padres a pegar a sus hijos, nos podemos dar cuenta de que carecen de sentido. La sanción física no debe ser justificada y no convence como una manera de educar, pues producen daño a los hijos y también a los padres por lo que su erradicación es una ética obligación.

¿Cómo cultivar la autoridad?

-Evita los extremos: ni sobreproteger ni el extremo de desentenderse.

-Debes ser un ejemplo acorde con lo que predicas, entre tus palabras y cobras (coherencia).

-Debes establecer una jerarquía de consecuencias ante el mal comportamiento.

-Procura no emplear palabras que hieran, al contrario que ayuden y construyan un entendimiento en su entorno.

-Puedes proponer una conducta meta para que tu hijo la alcance, con acuerdos y plazos fijos.

-Si a la firmeza con flexibilidad y cariño.

-Cuando sea necesario, niégate en una forma clara y sencilla.

-El objetivo es aprender sin pegar, corregir por la conciencia y el respeto por la palabra y la disposición de pertenecer al grupo familiar.

 

Recomendaciones al elegir regalos para los niños

En vísperas a una fecha festiva, los padres de familia piensan ya en los regalos para sus hijos, apoyados en catálogos, avisos en TV y otros medios. Pero, según el Ministerio de Salud, hay algunos factores que se deben tener en cuenta para elegir el obsequio.

En la Dirección de Salud Mental del Minsa, indican que se debe tener en cuenta la edad y madurez del niño, y que también se debe estimular su imaginación y evitar los juguetes que inciten a la violencia.

”El juego le permite al menor representar la vida real y desarrollar su capacidad innata en ellos. Así mismo desarrollan los sentidos, el lenguaje, la memoria y las funciones físicas”.

Entre el año  y medio y los dos años de edad, algunos juguetes como los carritos son los que el pequeño puede manipular y aprender a identificar las formas, colores, sonidos y tamaños.

A nivel de comportamiento, el niño es egocéntrico pues está en la edad de caminar y cree que el mundo gira a su alrededor. Esa condición es superada con el juego, cuando se relaciona con otros niños y aprende a vincularse afectivamente.

Entre los 2 y 3 años, el menor imita escenas familiares y nace en él la curiosidad por saber el nombre de las cosas. Para esta edad, un buen regalo son los rompecabezas y cubos y en el caso de las niñas. las muñecas ayudan a representar situaciones de la vida diaria y crean una personalidad.

Pasados los cinco años, el niño sabe sumar, restar, leer y escribir. Un buen presente son los juegos manuales y los juegos de preguntas y respuestas, además de los experimentos. De esta forma, el pequeño reforzará la base para el pensamiento lógico matemático.

Para los más grandecitos, que se encuentran entre los 9 y 11 años de edad se recomiendan juegos de estrategia y reflexión.

Los juegos electrónicos no son recomendables porque son la base para que los niños puedan generar más adelante una adicción llamada ludopatía. Se sugiere que se deben tener en cuenta los instrumentos musicales y artículos deportivos, para así conocer las normas de disciplina.

Es importante que los padres no compren muchos juguetes a sus hijos, pues ellos se suelen cansar de ellos y no aprovechan sus beneficios.

Vacaciones Útiles en la Municipalidad de los Olivos

muni-olivos-vacaciones-utiles

La Municipalidad de Los Olivos abre su temporada de Vacaciones Útiles 2014, ofreciendo más de cuarenta cursos y talleres deportivos, artísticos, educativos y tecnológicos, dirigidos a niños, adolescentes y adultos, a precios accesibles a todos bolsillos.

Para este verano, la comunidad olivense y de Lima Norte podrá disfrutar de las infaltables clases de natación y nado sincronizado para todas las edades, en nuestras piscinas municipales del Palacio de la Juventud, César Vallejo, Santa Rosa y San Martín.

En dichos establecimientos, se impartirán igualmente cursos en actividades recreativas como:

  • ajedrez,
  • artes plásticas,
  • afro y cajón,
  • bailes modernos,
  • ballet,
  • capoeira,
  • canto,
  • dibujo y pintura,
  • dance y fitness,
  • danzas típicas,
  • estampado textil,
  • gimnasia artística-deportiva,
  • guitarra acústica,
  • guitarra eléctrica,
  • karate,
  • marinera norteña,
  • manualidades,
  • modelaje e imagen personal,
  • oratoria,
  • órgano electrónico,
  • percusión,
  • teatro,
  • tae-kwon-do,
  • futbol,
  • básquet,
  • vóley,
  • yoga,
  • teatro,
  • tai-chi

También en los laboratorios y aulas del Centro de Innovación y Emprendimiento de Los Olivos (CIELO) se dictarán talleres en los siguientes cursos:

  • robótica creativa,
  • danza árabe,
  • defensa personal,
  • taller de emprendedores,
  • títeres,
  • maquillaje,
  • chicoteca,
  • globoflexia,
  • bisutería,
  • baile coreográfico,
  • entre otros.

Inscripciones

Sedes del Palacio de la Juventud (Av. Universitaria 2086)
CIELO (Av. Universitaria 2202).
Las clases comienzan el viernes 3 de enero.

Información

Palacio de la Juventud:  613-8282 anexos 1512 y 1901
995562730, 997713880, RPM *946559
CIELO: 613-8282 anexo 7401

¿Cómo aprovechar las vacaciones de invierno?

Llegamos a la mitad de año y los niños entran al clásico receso de invierno. Los padres aún tienen ciertos dolores de cabeza al no saber qué actividades realizar con sus pequeños en estas dos semanas.

Algunas actividades que no pueden faltar pueden ser las siguientes:

 

  • Actividades al aire libre, andar en bicicleta, salir a jugar con los amigos, fútbol u otro deporte, etc.
  • Visitas a teatros, cuenta cuentos o centro culturales infantiles.
  • Descansar, ir al cine, dormir una o dos horas más de lo habitual.
  • Conocer más de la ciudad (museos, zoológico, iglesias importantes, entre otros).
  • Realizar actividades en casa. Durante vacaciones, los niños pasan más tiempo en casa y pueden jugar, pero también realizar otras actividades que promuevan la autonomía y valores personales como la responsabilidad, el orden, la limpieza, la disciplina. Enséñele a través de actividades cotidianas, dándoles pequeñas tareas relacionadas al hogar. Por ejemplo, dígale que le ayude a preparar la cena, puede poner la mesa o ayudar a ordenar la ropa. Puede dedicar por lo menos un día a la semana a realizar alguna actividad en especial con su niño, que ambos preparen un postre sencillo o enseñarle alguna habilidad artística que usted domine.
  • Talleres artísticos (teatro, música, manualidades, etc). Los talleres de arte son tan importantes como las actividades académicas que el niño recibe durante el año. A través de la pintura, el dibujo, el teatro, la música, el niño desarrollará la parte creativa de su cerebro, encontrará un canal para expresar sus emociones y su ingenio. Cada taller artístico permite al niño conocer sus propios talentos y desarrollar sus múltiples inteligencias y habilidades.
  • En vacaciones tenemos varias opciones de entretenimiento, diversión y sobre todo actividades que educan a los niños y desarrollan habilidades personales en él. Las vacaciones deberán ser siempre períodos de descanso y recreación, aprovechar el tiempo que tenemos en común con nuestros hijos y disfrutar de estos momentos.

Consejos para armar la lonchera escolar

Se viene iniciado en los colegios del país un nuevo año escolar. Las vacaciones llegaron a su fin y ahora, una nueva aventura estudiantil se inicia para los niños del hogar.

¿Saben los padres cómo nutrir a sus hijos durante la etapa escolar? La tarea no es muy complicada, pero si requiere de un real compromiso por parte del padre y el niño por llevar al colegio, alimentos sanos y frescos, que le permitan tener fuerzas durante la pesada jornada escolar.

Las loncheras escolares son importantes dentro del desarrollo del niño en etapa preescolar y escolar, porque permiten apoyar en las necesidades nutricionales del niño, asegurando su rendimiento en las aulas.

El contenido de las loncheras escolares es fundamental para complementar las necesidades nutricionales que el niño requiere para sobrellevar las exigencias del día en el colegio.

Para ello, una lonchera nutritiva está compuesto por elementos que dan energía como el pan, las galletas, queques, etc, destacando que pueden ser más beneficiosos al combinarse con otros alimentos como el queso, o el huevo.

Los alimentos que el niño debe llevar al colegio deben ser de fácil digestión y preparación, además de NO reemplazar al desayuno ni al almuerzo. Otro consejo valioso es el de acompañar la merienda con frutas de la estación como plátano, uva, manzana, durazno, mandarinas y naranjas.

Otras recomendaciones:

  • Enviar los alimentos en recipientes prácticos, limpios y seguros.
  • Lavar la parte interna de la lonchera para evitar la presencia de insectos y enfermedades.
  • Usar siempre una servilleta de papel antes de colocar los alimentos en la lonchera.

Tipos de loncheras (Según el Ministerio de Salud)

Lonchera 1
Leche, huevo duro, galletas y mandarina.

Lonchera 2
Pan con pollo, yogurt y manzana.

Lonchera 3
Pan con queso, agua de manzana y mandarina.

Lonchera 4
Pan con mermelada, leche con azúcar y plátano.

Lonchera 5
Dulce de leche, manzana y limonada.

Lonchera 6
Leche con azúcar, queque y manzana.

Lonchera 7
Pan con pollo, leche y uvas.

Lonchera 8
Pan con hígado frito, leche y naranja.

Lonchera 9
Pan con tortilla de huevo, leche y plátano.

Lonchera 10
Pan con mantequilla, leche y plátano.

Celos entre hermanos pequeños

La llegada de un nuevo integrante a la familia siempre genera ansiedad entre los hermanos. Es algo normal que éstos se sientan un tanto desorientados y perciban al bebé por venir como una amenaza.
Ellos, pueden expresar su incomodidad con regresiones, pesadillas o cambios de conducta en los primeros meses. En caso de persistir el problema se recomienda una evaluación personalizada.
Si tu hijo tiene entre 2 y 5 años, tú como madre no debes invertir mucho tiempo ni energía en intentar explicarle sobre el embarazo y la llegada del bebé. Él no será capaz de entender una situación tan desconocida y sin quererlo aumenta su inseguridad.
Debes procurar que las rutinas de tu hijo se vean lo menos alteradas posibles (no es momento de cambiarle de habitación, de colegio, quitarle el chupete y  el pañal).

Dale permiso siempre para expresar sus miedos, resentimientos o cualquier emoción con relación a su hermano. El niño debe y necesita expresar sus emociones para poder superarlas y para eso, necesita de tu aceptación y ayuda para subliminarlas correctamente mediante juegos  y/o dibujos.

Respeta el ritmo de tu hijo del mismo modo que si fuera hijo único y es importante no buscar la igualdad entre hermanos pues cada uno es único y se le debe tratar como tal. Al querer igualarlos se cae muchas veces en injusticias. Cada etapa y edad tiene exigencias diferentes que deben mantenerse y cada niño requiere una adaptación particular (hay niños con los que hay que ser más correctivos y niños con los que se puede ser más relajado).

No trates de darles las mismas cosas, vestirlos de manera idéntica y hacerles regalos al mismo tiempo. Ellos deben aprender desde pequeños que cada uno tiene sus propios privilegios.

Dedica un tiempo de calidad y exclusividad a cada uno de tus hijos y desde pequeños, debes buscar momentos que sean únicos. Y lo más importante, evita las comparaciones pues cada persona es única.

Fomenta también el compañerismo y la armonía entre tus hijos animándolos a compartir juegos y experiencias. Debes aceptar que los hermanos no siempre se llevan bien y que es algo normal que se enojen entre sí. No cohibas esas emociones y debe s poner límites claros a su conducta.

Los padres de familia y las tareas escolares

Para algunos Padres de Familia, las tareas escolares se han convertido en una auténtica pesadilla, pues tras una dura jornada de trabajo, llegar a casa y encontrarse con una larga lista de tareas que les han dejado a los hijos en la escuela.

No es una actividad fácil si se trata de niños que están recién en los primeros años escolares, pues requieren de una alta supervisión de parte de los padres.

A muchos padres les toca quitarse la ropa de ‘ejecutivo’ y ponerse el traje de ‘profesor’, completar páginas de libros, cuadernos, estudiar para exámenes cortos, investigar, preparar exposiciones, buscar y pegar recortes es cosa de todos los días.

Muchos padres se saturan con las tareas escolares, pues son ellos quienes al final terminan haciéndolas o simplemente el niño no cumple y es amonestado por sus maestros.

Hacer maquetas, carteles, trabajos manuales, proyectos de artes plásticas, etc., no es cosa que puedan hacer solitos, especialmente los más pequeños, por lo que muchos padres sienten como si las tareas se las hubieran mandado a ellos. Los padres y las tareas escolares.

Muchos padres se sienten agobiadas con la gran cantidad de debes que los niños llevan a casa y critican a la escuela y a los maestros. Además, los niños pueden sentirse cargados pues no les queda tiempo para jugar o haces actividades propias de su edad.

Sin embargo, viendo la otra cara de la moneda, las tareas sirven para practicar lo aprendido en clase, ayudan a que los niños se organicen y promuevan el desarrollo de la disciplina, el compromiso y la precisión, les ayudan a adquirir hábitos y métodos de estudio.

Lo importante es no perder el balance, pues la cantidad de tareas, según los expertos en educación, dependen de la edad y el nivel del estudiante.

Los profesionales recomiendan que un niño de pre-primaria hasta segundo grado, no debe demorar más de 30 minutos por día en hacer su tareas, mientras que para los más grandecitos (3º a 6º primaria), el tiempo que ocupen no debe ser mayor de una hora.

Es importante que los padres de familia se involucren en la supervisión de las tareas de los hijos, pues transmitirá el mensaje de que las tareas son importantes. Es necesario la inversión de tiempo al principio, pero a medida que crecen, se les debe dar cierta independencia para que ellos realicen solos su tarea.

Los padres de familia no deben olvidar que la comunicación con los maestros es vital, los padres deben manifestar sus inquietudes y preocupaciones respecto a las tareas y al desenvolvimiento del niño en la  clase.

Los deberes de los niños, ¿cómo organizarlos?

Muchos padres de familia pretenden que sus hijos no solo aprendan en el colegio, sino que también disfruten la etapa escolar, pero para ello es importante organizar bien los deberes de los pequeños en el hogar, por lo que hay actividades que pueden resultar claves en esta etapa.

¿Cómo organizar las actividades de los niños?

Horas de Sueño:

El horario de dormir es fundamental, con un mínimo de 8 horas. De no tener un buen sueño, se puede mermar la atención, humor, motivación, comportamiento y actitud de los niños.

El estudio:

El lugar de estudio se tiene que diferenciar de los demás espacios para predisponer al niño a estudiar, para que le sea más fácil la concentración. Debe ser un espacio sin televisor, computadora, música y otras distracciones que impidan la concentración. Lo ideal es una mesa con sus cuadernos y libros.

Horario para los deberes:

A partir de los cinco años de edad, se puede instituir un ”momento de deberes”, el que se debe incorporar paulatinamente, para que el niño incorpore como algo natural el tener un espacio para realizar actividades concretas. Esto cimienta en el futuro los hábitos de estudio.

Premios y refuerzos:

Además del horario de los deberes, es importante la existencia de consecuencias positivas por realizaros y las expresiones de emociones positivas por parte de los padres. Pero además, una hora de juego con mamá o papá, o se gana el fin de semana un desayuno o algo que sugiera el niño, si es realista y asequible para los padres. Nunca se tratará de regalos materiales o premiso excesivos, salvo excepciones). El objetivo es reforzar el esfuerzo y los resultados derivados de éste.

Planificación de los momentos de descanso:

Los momentos de ocio también se deben planificar para que sea un factor que promueva la motivación pues muchos veces los adultos tienen la tendencia a no desconectar y terminar cansados, afectando la relación con los hijos.

Es importante definir el tiempo concreto frente a la TV, internet y otras distracciones y aplicar las consecuencias de no respetar acuerdos entre padres e hijos.

Los deberes no eximen de otras responsabilidades:

Es importante que los niños cooperen en casa, pero no pueden estar exentos de hacer otros deberes o estudiar. Hay que definir tareas sencillas que diariamente se deberían hacer, por ejemplo: hacer su cama, recoger su ropa sucia para el lavado o recoger libros y juguetes.