¿Cómo criar a un hijo único?

Los padres de un hijo único viven siempre con el temor de ver a sus hijos sin amigos, y rodeado de juguetes y personas adultas, más no de otros pequeños de su edad. Los papás, en su deseo de llenar ese vacío, deciden por  colmarlos de atenciones e incluso terminan sobre protegiéndolos.

Algunos consejos para cuidar a los niños únicos sin llegar a excesos pueden ser los siguientes:
  • La interacción con otros niños es importante, mediante actividades deportivas o lúdicas que lo ayudarán a ser más sociable. Es importante plantear estas actividades junto a otros padres.
  • Los padres son importantes para transmitirle seguridad al niño. Es común ver niños pegados a la mamá cuando está ausente la figura del padre.
  • Enséñale con tu ejemplo como debe comportarte pero dale cierta libertad, las correcciones a toda hora pueden agobiarlo.
  • Evita el exceso de control sobre tu hijo. ‘No hagas eso que te harás daño’, ‘cuidado que te caerás’… Deja que viva sus propias experiencias e intente solucionar sus problemas por sí mismo.
  • Debes alentarlo cuando aprenda algo nuevo y no debes reprenderlo con dureza cuando se equivoca o se comienzan a ver sus primeros defectos.
  • Permítele que viva su infancia como lo que es: un niño. No lo trates como un adulto. Del mismo modo no pretendas que sea un ‘robot’. Ayúdale y enséñale a que tome sus propias decisiones, por ejemplo, a la hora de comer o de vestir. Es importante también hacerle partícipe de nuestras cosas y pedirle opinión.

En general, se suele considerar que el hijo único puede tener algunas dificultades en su desarrollo, como entablar relaciones, ser egoísta o caprichoso, ya que siempre ha recibido toda la atención que pedía, y en muchos casos esto puede ser cierto.

No olvidemos los derechos de los niños

Este domingo celebramos en nuestro país, el Día del Niño, una fecha instaurada en el año 2002 mediante Decreto Ley N° 27666. Cada día que pasa, nuestra sociedad va por el camino de reconocer los derechos de los pequeños, los cuales deben ser respetados al pie de la letra.

Debemos recordar los derechos fundamentales de los niños:

El primordial, el que debe anteceder a todo, es el derecho al amor. Es fundamental desde el nacimiento, que este sentimiento los acompañe durante su crecimiento y por toda su vida.

El amparo es también otro derecho fundamental, para así fortalecer la confianza que debe generar el hogar a sus hijos, y por delante, esa protección debe traducirse en bienestar físico y mental.

La educación debe ser recibida por todos los niños y debe ser gratuita y obligatoria, al menos en las etapas elementales. Se les debe brindar una educación que les brinde igualdad de oportunidades y que les enseñe a desarrollar sus aptitudes y un sentido de responsabilidad en los social y moral.

La identidad debe ser preservada desde que nace, momento en que debe recibir un nombre que debe acompañar a los apellidos de los respectivos padres.

La igualdad es imprescindible para su comprensión mental. Desde entonces deben aprender a reconocer que todos los niños tienen los mismos derechos y que la discriminación nunca se debe imponer entre ellos.

Con estos ingredientes, podemos ir cocinando una sociedad que cuide por la igualdad entre sí. Los niños son el mejor camino para iniciar esta misión.

Ventajas del consumo de leche materna

480px-Breastfeeding-icon-med.svgLa leche materna está específicamente adaptada a las necesidades del bebé por lo cual resulta ideal para su alimentación.

Además, la lactancia es un momento de intimidad único entre la madre y su bebé.

Beneficios:

  • La composición de la leche materna va cambiando dependiendo de las necesidades del bebé, es decir, se adapta a su crecimiento y desarrollo.
  • La leche materna permite el desarrollo del bebé ya que contiene: vitaminas, proteínas, glúcidos, sales minerales, hierro, lípidos y ácidos grasos esenciales…
  • La leche materna se digiere fácilmente.
  • La leche materna contiene anticuerpos que protegen al bebé de infecciones ORL (otitis, rinofaringitis) y de infecciones intestinales, antes de que pueda fabricar sus propios anticuerpos.

Disminución de riesgos de alergias y asma:

  • El consumo de leche materna permite disminuir los riesgos de eczema y de alergias, sobre todo en familias de alto riesgo.
  • Asimismo, podría evitar los riesgos de presentar asma. Según un estudio realizado con ratones por el INSERM en el 2008, el consumo de leche materna haría más resistente al bebé ante los alergenos del ambiente y el riesgo de asma disminuiría .
  • Otros beneficios para la salud:
  • Permite disminuir la frecuencia de los episodios diarreicos (alrededor de 5 veces menos).
  • Posee un efecto preventivo contra la obesidad.

Ventajas prácticas:

  • Resulta económica ya que evita comprar leches de sustitución.
  • Siempre está disponible: la madre tiene la leche a su disposición en todo momento y lugar.
  • Se obtiene de inmediato, en calidad suficiente y a la temperatura ideal.
  • Amamantar podría disminuir el número de muertes súbitas de los niños lactantes.

Los padres de familia y las tareas escolares

Para algunos Padres de Familia, las tareas escolares se han convertido en una auténtica pesadilla, pues tras una dura jornada de trabajo, llegar a casa y encontrarse con una larga lista de tareas que les han dejado a los hijos en la escuela.

No es una actividad fácil si se trata de niños que están recién en los primeros años escolares, pues requieren de una alta supervisión de parte de los padres.

A muchos padres les toca quitarse la ropa de ‘ejecutivo’ y ponerse el traje de ‘profesor’, completar páginas de libros, cuadernos, estudiar para exámenes cortos, investigar, preparar exposiciones, buscar y pegar recortes es cosa de todos los días.

Muchos padres se saturan con las tareas escolares, pues son ellos quienes al final terminan haciéndolas o simplemente el niño no cumple y es amonestado por sus maestros.

Hacer maquetas, carteles, trabajos manuales, proyectos de artes plásticas, etc., no es cosa que puedan hacer solitos, especialmente los más pequeños, por lo que muchos padres sienten como si las tareas se las hubieran mandado a ellos. Los padres y las tareas escolares.

Muchos padres se sienten agobiadas con la gran cantidad de debes que los niños llevan a casa y critican a la escuela y a los maestros. Además, los niños pueden sentirse cargados pues no les queda tiempo para jugar o haces actividades propias de su edad.

Sin embargo, viendo la otra cara de la moneda, las tareas sirven para practicar lo aprendido en clase, ayudan a que los niños se organicen y promuevan el desarrollo de la disciplina, el compromiso y la precisión, les ayudan a adquirir hábitos y métodos de estudio.

Lo importante es no perder el balance, pues la cantidad de tareas, según los expertos en educación, dependen de la edad y el nivel del estudiante.

Los profesionales recomiendan que un niño de pre-primaria hasta segundo grado, no debe demorar más de 30 minutos por día en hacer su tareas, mientras que para los más grandecitos (3º a 6º primaria), el tiempo que ocupen no debe ser mayor de una hora.

Es importante que los padres de familia se involucren en la supervisión de las tareas de los hijos, pues transmitirá el mensaje de que las tareas son importantes. Es necesario la inversión de tiempo al principio, pero a medida que crecen, se les debe dar cierta independencia para que ellos realicen solos su tarea.

Los padres de familia no deben olvidar que la comunicación con los maestros es vital, los padres deben manifestar sus inquietudes y preocupaciones respecto a las tareas y al desenvolvimiento del niño en la  clase.

¿Qué hacer si el niño tiene miedo a la oscuridad?

Nunca faltan los casos en que los niños experimentan temor en algún pasaje de sus vidas, como por ejemplo a la oscuridad, algo normal en su proceso de desarrollo.

Una de las formas más comunes de miedo a la oscuridad es el miedo a dormir en una habitación con la oscuridad como testigo, interfiriendo incluso el sueño de otros miembros de la familia.

¿Cómo deben actuar los padres?

Limitar los programas de televisión:

Hay programas que pueden estimular la imaginación de los niños, más aún si luego van a ir a dormir a una habitación oscura. Los padres, por ello, deben tratar de limitar la cantidad de programas y comentar con sus hijos que es poco propicio que vean ciertos programas.

Alentar a los niños a que compartan sus temores:

Si los niños comparten lo que temen, les ayudará a sentirse mejor. Muchas veces, ellos no están en condiciones de determinar con exactitud lo que les causa miedo hasta que lo cuenten. Esto ayuda que los padres tengan una idea exacta de lo que sus hijos temen u cuán grave es el miedo.

Enseñar a contrarrestar el miedo:

Los niños pueden poder en práctica algunas actividades para poder calmar el miedo. Por ejemplo, si le tiene miedo a la oscuridad, se le puede enseñar a respirar de manera lenta e imaginar algo relajante. Otro método práctico es el escuchar música relajante.

Utilizar luz gradual:

Los padres pueden conectar a la habitación de sus hijos una luz que pueda graduar. Ellos, pueden ajustar la luz al nivel en que su hijo se pueda sentir cómodo. A medida que pasen los días, los padres pueden poner la luz baja hasta que su hijo pueda manejar ese temor a la oscuridad. Otra opción es que puedan usar una linterna, para que tenga una fuente de luz en caso despierte en la madrugada y tenga miedo.

Recompensar a su hijo:

Cada paso que su hijo pueda dar en el proceso de vencer su temor a la oscuridad, debe ser recompensando. Para ello, los padres pueden acordar un premio, por ejemplo, si el pequeño va para tres noches consecutivas sin levantarse y despertar a los padres.

Castigar sin necesidad de golpear

Golpear, gritar, insultar, humillar e incluso ignorar a un niño simplemente no educa, sino que perpetúa el ciclo de violencia, deformando sus sentimientos y capacidades como individuo.

A menudo, las conductas de maltrato son protegidas por una cierta cultura de posesividad, donde los hijos son catalogados y tratados como objeto o producto bajo la hipótesis de que ”los padres saben siempre lo que hacen”. Per, los padres son inconscientes de lo nocivo de dichas conductas.

No es sano castigar a un niño por lo que siente, pues las emociones, aún las agresivas son en principio una realidad y por lo tanto válidas y deben expresarse por un conducto inteligente.

Los padres están en la obligación de corregir a sus hijos, es su responsabilidad guiarlos por el buen camino, aunque a veces parezca insignificante la falta que comentan, se le debe dar la importancia que merece.

En alguna oportunidad, hemos tenido que vivir situaciones de castigo físico. Un azote o una cachetada fueron empleados por nuestros padres para frenar la rabieta o desobediencia de los hijos y se convirtieron en escenas cotidianas en nuestra sociedad que a muchos no les parece muy raro y nada cuestionable.

¿Por qué pegan los padres a sus hijos?

Hay muchos motivos:

-Porque lo consideran oportuno para la educación de sus hijos.

-Porque lo utilizan para descargar sus nervios.

-Porque carecen de recursos suficientes para afrontar una situación difícil.

-Porque no poseen las habilidades necesarias para conseguir lo que desean.

-Porque no definen las situaciones sociales en las que las emiten.

-Porque no consiguen controlar sus emociones.

Si reflexionamos sobre los motivos que llevan a los padres a pegar a sus hijos, nos podemos dar cuenta de que carecen de sentido. La sanción física no debe ser justificada y no convence como una manera de educar, pues producen daño a los hijos y también a los padres por lo que su erradicación es una ética obligación.

¿Cómo cultivar la autoridad?

-Evita los extremos: ni sobreproteger ni el extremo de desentenderse.

-Debes ser un ejemplo acorde con lo que predicas, entre tus palabras y cobras (coherencia).

-Debes establecer una jerarquía de consecuencias ante el mal comportamiento.

-Procura no emplear palabras que hieran, al contrario que ayuden y construyan un entendimiento en su entorno.

-Puedes proponer una conducta meta para que tu hijo la alcance, con acuerdos y plazos fijos.

-Si a la firmeza con flexibilidad y cariño.

-Cuando sea necesario, niégate en una forma clara y sencilla.

-El objetivo es aprender sin pegar, corregir por la conciencia y el respeto por la palabra y la disposición de pertenecer al grupo familiar.

 

Consejos para armar la lonchera escolar

Se viene iniciado en los colegios del país un nuevo año escolar. Las vacaciones llegaron a su fin y ahora, una nueva aventura estudiantil se inicia para los niños del hogar.

¿Saben los padres cómo nutrir a sus hijos durante la etapa escolar? La tarea no es muy complicada, pero si requiere de un real compromiso por parte del padre y el niño por llevar al colegio, alimentos sanos y frescos, que le permitan tener fuerzas durante la pesada jornada escolar.

Las loncheras escolares son importantes dentro del desarrollo del niño en etapa preescolar y escolar, porque permiten apoyar en las necesidades nutricionales del niño, asegurando su rendimiento en las aulas.

El contenido de las loncheras escolares es fundamental para complementar las necesidades nutricionales que el niño requiere para sobrellevar las exigencias del día en el colegio.

Para ello, una lonchera nutritiva está compuesto por elementos que dan energía como el pan, las galletas, queques, etc, destacando que pueden ser más beneficiosos al combinarse con otros alimentos como el queso, o el huevo.

Los alimentos que el niño debe llevar al colegio deben ser de fácil digestión y preparación, además de NO reemplazar al desayuno ni al almuerzo. Otro consejo valioso es el de acompañar la merienda con frutas de la estación como plátano, uva, manzana, durazno, mandarinas y naranjas.

Otras recomendaciones:

  • Enviar los alimentos en recipientes prácticos, limpios y seguros.
  • Lavar la parte interna de la lonchera para evitar la presencia de insectos y enfermedades.
  • Usar siempre una servilleta de papel antes de colocar los alimentos en la lonchera.

Tipos de loncheras (Según el Ministerio de Salud)

Lonchera 1
Leche, huevo duro, galletas y mandarina.

Lonchera 2
Pan con pollo, yogurt y manzana.

Lonchera 3
Pan con queso, agua de manzana y mandarina.

Lonchera 4
Pan con mermelada, leche con azúcar y plátano.

Lonchera 5
Dulce de leche, manzana y limonada.

Lonchera 6
Leche con azúcar, queque y manzana.

Lonchera 7
Pan con pollo, leche y uvas.

Lonchera 8
Pan con hígado frito, leche y naranja.

Lonchera 9
Pan con tortilla de huevo, leche y plátano.

Lonchera 10
Pan con mantequilla, leche y plátano.

Cuide a los niños de los males respiratorios con una buena alimentación

La alimentación con leche materna y una oportuna vacuna a los bebés, ayudan a fortalecer el sistena inmunológico y prevenir males respiratorios, por lo que los padres de familia deben estar atentos a estos dos factores.

El neumólogo Fernando Zarzosa, manifestó que los niños menores de 5 años son los más vulnerables a sufrir de males respiratorios, por lo que se hace importante tener un mayor cuidado con ellos.

”En el caso de los menores de dos meses de nacido es importante que se alimenten con leche materna, que es la mejor defensa y nutrición ante este invierno” sostuvo Zarzosa.

Mientras los niños van creciendo, más probabilidades hay que ellos contraigan males respiratorios por lo que es necesario reforzar sus defensas con el cumplimiento del calendario de vacunación, más aún contra males como la influenza, neumonía, tuberculosis, etc.

Además, el clima es un factor importante que provoca el incremento de males respiratorios, como consecuencia de una gran presencia de humedad.

Para ello, se debe evitar la automedicación con los niños, porque hay el riesgo de empeorar su estado de salud y provocar una resistencia del organismo a los medicamentos.

No olvides seguir estos consejos para cuidar a nuestros niños durante el invierno.

Consejos para evitar los dolores de espalda durante el embarazo

dolor-de-espaldaA medida que avanza el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios que acaban alterando su forma y disposición para caminar, hacer ejercicios, sentarse…

Una buena postura evitará que la espalda se lastime lo menos posible tanto en la zona lumbar como en la cervical, y la mujer pueda mantenerse erguida y sentirse más fuerte. Para ello, es aconsejable que ella siga algunas recomendaciones posturales desde el primer mes del embarazo:

– Mantener la espalda derecha y la cabeza erguida hacia delante, como si tirasen de la cabeza con una cuerda imaginaria hacia arriba, al caminar.

– Distribuir el peso del cuerpo entre las dos piernas, al estar parada y de pie. Al estar en esta posición por mucho tiempo, es aconsejable que se apoye una pierna en alguna silla o taburete, para aliviar la tensión sobre la espalda.

– Doblar las rodillas y posicionar una pierna delante de la otra, cuando tengas que agacharte para recoger alguna cosa en el suelo, barrer o pasar la aspiradora, etc., y al mismo tiempo mantener la espalda lo más erguida posible.

– Mantener la espalda muy bien pegada al costado de la silla o sillín, y con los pies apoyados en el suelo o en un taburete, cuando tengas que estar mucho tiempo sentada frente al ordenador o a la televisión. Evitar los cruces de piernas y no olvidarse de levantar a ratos.

– Hacer ejercicios físicos. La gimnasia, el yoga, Pilates… además de los ejercicios Kegel o acuáticos, son muy recomendables para la mujer durante el embarazo, desde cuando no represente riesgos para su salud y tenga la aprobación del médico.

– Acostarse de lado, especialmente hacia el lado izquierdo, a la hora de dormir. Esta posición favorece a la circulación y evita molestias como la hinchazón. Cambiar de posición cuando se canse, sólo evitando dormir sobre la barriga.

– Para las tareas que exijan muchos movimientos, pedir ayuda y colaboración a los familiares y amigos. Si puedes permitirlo, busca que te hagan un buen masaje corporal para aliviar las tensiones y el estrés.

– Recostarse boca arriba flexionando las piernas sobre la barriga es una buena posición para aliviar el dolor de espalda, al final del día.

– En una alfombra, se puede arrimar apoyándose sobre un costado. Levantar la pierna superior de manera controlada y realizando círculos con los pies, favorece la circulación y alivia los calambres.

– Elegir ropas cómodas y adecuadas para el embarazo. Los pantalones premamá que llevan banda elástica son muy buenos para mantener el abdomen firme y así ayudar a mantener una postura correcta.

¿Cómo sobrellevar el mal genio de los niños?

Los niños ya no son unos bebes a cierta edad y quieren comportarse como los niños mayores que aún no son. Si se les lleva la contraria, se ponen de un humor insoportable.

Los cinco o seis años son una edad característica en que los niños desean tomar sus propias decisiones y si se les contradice, practicamente se pueden generar momentos indeseados.

Cuando se les niega lo que quieren, mediante gestos se reafirman su propia identidad, pues creen que no hay derecho que los adultos impongan las reglas y que es injusto cuando un adulto les pide hacer algo.

El carácter del niño tiene que ver con la forma de enfadarse de sus padres, pero también influye mucho el entorno que en el que vive y la educación que recibe.

Si en casa percibe comportamientos agresivos es probable que grite, arroje objetos, llore… Si los papás no hacen estas cosas, se limitará a poner malas caras y a encerrarse en sí mismo.

Si del mal humor pasa a los arrebatos, debemos zanjarlos con contundencia, especialmente si infringe las normas como pegar, insultar o romper.

Si el niño pasa por muchos episodios de mal genio, es posible que quiera captar la atención. Esta demostrado que los adultos prestan mucha atención cuando los niños despliegan malos gestos que cuando no lo hacen.

Se debe reforzar el buen comportamiento del niño, con frases como “Me alegra mucho que hayas recogido tus juguetes del salón”, o “vi que cuando se le cayó el osito a tu hermana se lo recogiste y se lo diste, fuiste muy amable”. No hay que mezclar halago con crítica, diciendo cosas como: “Qué bien que hoy te laves los dientes sin rechistar, no como otras veces”, en cuyo caso la frase pierde su efecto positivo.

Deben valorar lo que tienen:

Es importante enseñarles el lado positivo de las cosas.

Hay que hacerles ver la botella medio llena y no medio vacía, enseñarles a valorar lo que tienen

Un problema puede tener muchas soluciones y los pequeños deben aprender a encontrar varias salidas.

Los padres deben escuchar a sus hijos. Puede que el niño esté enfadado con razón: se le ha roto su muñeco, el profe ha sido injusto con él… En estos casos, no hay que silenciar su mal genio, sino mostrar empatía y enseñarle a sobrellevarlo.