Aún no se puede hablar de fútbol en Matute

Una semana más y seguimos sin poder hablar de fútbol en Alianza Lima. La semana pasada, el tema principal fue la llegada del chileno Fernando Meneses, algo que en otros tiempos era gran novedad, pero que nace de una dudosa operación si se tiene en cuenta el nuevo conflicto con la Universidad Católica.

Aún se me hace extraño todo lo que sucedió con la llegada de Meneses. En Chile, se armó toda una novela e incluso, la Universidad Católica dio rienda suelta a su desagrado por la ”negociación” entre Pegaso (Alianza Lima) y el jugador.

Si Universidad Católica rechazó un millón de dólares por el pase de Meneses, ¿Cómo es que el ‘Feña’ llega a Alianza?

Esa cifra resulta difícil para el fútbol peruano, pagar por un jugador, algo que generó incomodidad y también la salida de Oscar Vílchez y la posible partida de Paolo Hurtado (su destino sería Sporting Cristal). Está más que visto, que Pegaso ha tomado el control completo de la institución y que Meneses llega a La Victoria, más por un caprichito de verano de Guillermo Alarcón que por un pedido futbolístico de José Soto.

Una carta notarial fue remitida a Guillermo Alarcón a nombre de Paolo Hurtado, donde se exige que se le pague al jugador los tres meses que se le adeudan y de no ser así, el jugador pedirá su inmediata liberación.

En Alianza la realidad es simple: El maltrato hacia los jugadores es una constante siempre, pero lo que más jode es que Alarcón no de la cara. El presidente, aparece nomás para decir que habla con sus obras y que su misión es darle categoría ”internacional” a Alianza Lima.

Querido Pocho: ¿QUÉ DE INTERNACIONAL VA A TENER UN CLUB QUE LE DEBE TRES MESES A SUS JUGADORES, MÁS DE SIETE MESES A SUS TRABAJADORES Y QUE ADEMÁS MALTRATA A ÍDOLOS DEL CLUB COMO CÉSAR CUETO?

Ahora, resulta que Alarcón es la víctima, el pobrecito de toda esta historia. Asegura que recibe amenazas de muerte desde que se dio la denuncia de Carlos Franco y que su vida corre peligro. Que Alarcón no se escude en la cara de ganso que se maneja y asuma sus responsabilidades. Muchos medios (Perú 21 y La República) han puesto en descubierto la mafia que está liderando y perdonen por lo que voy a decir, pero esas amenazas estarían justificadas porque él solo está pisoteando la historia de Alianza Lima con decisiones absurdas y manejos por debajo de la mesa que día a día aumenta el mar de dudas entre los himchas.

No tengo nada en contra de Fernando Meneses, pero no considero oportuna su contratación si en el mediocampo tenemos a Joazinho Arroé, Henry Quinteros, Jhonier Montaño, Junior Viza, Junior Ponce y el propio Hurtado para cumplir con las funciones del mediocampo. Tranquilamente, ese dinero empleado para la contratación del chileno se pudo usar para retener a Leandro Fleitas, a Oscar Vílchez y Paolo Hurtado, luego de Roberto Ovelar, el mejor jugador de Alianza Lima en el 2011.

Señores, la realidad en la interna de Alianza no es como la pinta ‘Depor’, que con parrillita de confraternidad o con llamar a José Soto ‘Pep’, quieren hacer creer que todo va bien. Por dentro, Alianza Lima es una bomba, que puede estallar en cualquier momento, de no ser por la Copa Libertadores, que es una prioridad antes que todo.

Este jueves, Alianza Lima presentará a su plantel 2012 en la ”Noche Blanquiazul” 2012 y el rival será Atlético Cerro de Uruguay. un rival que trajo el grupo Pegaso. Veremos como le va al proceso de internacionalizar a Alianza Lima por parte de Guillermo Alarcón, el personaje más repudiado por la mitad más uno del país.