Los Chilenos en Alianza Lima

Alianza Lima y Chile tienen un lazo particular que nació en 1987 tras la tragedia del Fokker. Con la llegada de Fernando Meneses a tienda victoriana, una nueva historia con el país de la ‘Estrella Solitaria’ está por escribirse (si la situación del jugador llega a estar en orden).

El apoyo de Colo Colo:

El 08 de diciembre, Alianza Lima y el Fútbol Peruano perdieron a una de las generaciones más ricas de jugadores que nuestro balompié cobijó. En el mar de Ventanilla, el equipo blanquiazul perdió a su equipo completo, sin conocer hasta ahora, qué sucedió en aquella fatídica tarde-noche.

Pero la vida debía continuar para la institución aliancista. Teófilo Cubillas decidió volver a la actividad tras haberse retirado en 1986. José Velásquez, Wilmar Valencia,  y Roberto ‘Cucurucho’ Rojas decidieron regresar a Matute. Y a su turno, Colo Colo de Chile, en un gesto inolvidable, prestó gratuitamente a cuatro jugadores en cada sector del terreno de juego: José Letelier (arquero), Francisco Huerta (defensa), Parko Quiróz (volante) y René Pinto (delantero).

Cuatro nombres, cuatro hombres que llegaron a Matute en total solidaridad con el hermano caído. Aquel gesto dio inicio a la ‘hermandad’ entre Alianza Lima y Colo Colo, algo que hinchas de otros equipos no entienden.

Chileeeenos Chileeeenos !!!

El 27 de diciembre de 2006, además del grito de Alianza Campeón, otra expresión de algarabía invadía Matute luego de la coronación aliancista como campeón de la temporada. El ”Chileno Chileno” fue un sentido homenaje a dos jugadores fundamentales dentro del esquema que Gerardo Pelusso propuso para la última versión campeona blanquiazul.

Fernando Martel llegó a principios de año y desde el primer partido dejó su huella. Antes, el ”Facha” había sido figura con Cobreloa ante los grones en la Copa Libertadores 2003, tanto en Calama como en La Victoria. Por ello, su llegada no había sido bien vista por algún sector de la hinchada, pero con el correr de los partidos, se fue ganando el cariño del ‘Comando’.

El golazo a Universitario de Deportes en Matute fue su carta de presentación y a partir de ese entonces, Alianza Lima 2006 fue ”Martel + 10”. Su estilo de juego, rápido y provocador, despertó la antipatía de los rivales (especialmente del Sport Ancash), quienes tenían que recurrir a la pierna (más que) fuerte para frenar sus subidas. En la jornada del hat trick ante Alianza Atlético en Matute se escuchó por primera vez el ”chileno chileno”, en claro homenaje a Martel.

Para el Clausura, llegó también con pasado en Cobreloa, Rodrigo Patricio Pérez. Su llegada se dio tras la partida de Manuel Corrales al Metz de Francia y el sector izquierdo, necesitaba de un jugador con experiencia y fuerza. Pérez se calzó la camiseta ’17’ y derrochó coraje y garra.

Pérez llegó recomendado por Martel, algo que fue reconocido por el Facha en una entrevista para Cooperativa.cl:”Yo recomendé a Rodrigo Pérez y sé que se amoldará muy bien a las características de jugador que el equipo necesita, ya que es un lateral con proyección y de mucha experiencia”.

Ambos, Martel y Pérez, fueron claves en el Alianza campeón 2006 y más de uno pidió su regreso en el 2007.

Otro nombre:

Oscar Wirth es considerado como uno de los mejores arqueros de la historia del fútbol chileno y de los pocos jugadores que actuó en los tres grandes de Chile: Colo Colo, Universidad de Chile y Universidad Católica. Además, fue seleccionado en el Mundial de España en 1982.

Pero, a Alianza Lima llegó con 39 años y apenas duró unos partidos defendiendo el arco blanquiazul. La edad le jugó muy en contra.