All posts by administrador

La noche de la Garra Crema

La historia de Universitario de Deportes indica que la ”Garra” ha sido una marca registrada en sus flamantes 88 años de vida institucional y en todo ese tiempo, ha protagonizado partidos intensos e incluso increíbles.

Uno de esos partidos se dio en la Copa Libertadores de 1967. En aquella oportunidad, cuando el certamen enfrentaba en la primera fase a solamente dos países en lugar de la fase de grupos que hoy se conoce, Universitario de Deportes se impuso en 48 horas a dos grandes como River Plate y Racing Club en suelo bonaerense.

Fueron años en que el fútbol peruano le faltó el respeto al argentino, si tenemos en cuenta que años más tarde, la Selección dejaba fuer a la Argentina del Mundial de México 1970 en la Bombonera.

Pero, retrocediendo al año 1967, Universitario debía viajar a Argentina para enfrentar en la segunda fase (ronda semifinal) a River Plate y Racing Club de Argentina y a Colo Colo de Chile.

El equipo merengue llegó a esa instancia luego de quedar segundo en su grupo de primera ronda por detrás de Cruzeiro de Brasil, y encima de Sport Boys y de los venezolanos Deportivo Galicia y Deportivo Italia.

Tras derrotar 3-0 a Colo Colo y caer 1-2 con Racing en Lima, Universitario debía viajar a Argentina para devolverle la visita a la ”Academia” y jugar ante River Plate. Antes de ese partido, Racing vivía un buen momento en el torneo local y era favorito a ganar aquella Libertadores. En cambio, el ”Millonario” estaba entre los coleros del Torneo Nacional y vivía una crisis interna.

La primera parada fue en el ”Monumental” de Núñez ante River. El 13 de junio, ambos equipos se enfrentaron y a pesar de sus problemas, River llegaba como favorito para ganar el partido debido a la condición de local y porque el tiempo y su inclemencia eran sus aliados.

Universitario salió a jugar de igual a igual ante River Plate. Con el correr de los minutos, fue dominando el partido y encontró el gol en los pies de Enrique Rodríguez, quien venció a Hugo Orlando Gatti para sellar la sorpresa en el estadio ”Monumental”.

A las 48 horas del triunfo sobre el ”Millonario”, Universitario debía visitar en el estadio Juan Domingo Perón a Racing Club con un frío más intenso que el de dos días antes. En aquel equipo argentino eran figuras el arquero Cejas, Roberto Perfumo, Alfio Basile y Rulli (aquel que recibió el pelotazo de Challe en 1969).

Fue un partido complicado, en que incluso Perfumo falló un disparo penal en el primer tiempo. En la segunda parte, Humberto Maschio adelantó para los locales, pero la reacción crema fue casi de inmediata y Roberto Challe empató el partido tras una buena combinación con Casaretto y Ángel Uribe.

A los 43 minutos, Universitario volvió a pegar y Héctor Chumpitaz ejecutó un tiro libre que Cejas controló con dificultad. El rebote fue tomado por Víctor Calatayud y anotó el segundo gol del partido.

En solo dos días, la U había vencido a River y Racing en un hecho irrepetible en el fútbol peruano. El equipo crema, no pudo llegar lejos, pues para definir el primer lugar del grupo, disputó con Racing un partido de desempate con un 2-1 a favor del cuadro argentino, que luego, sería el campeón de dicho torneo.

Felices 88 años Universitario de Deportes

Imagen: Fotos del Fútbol Peruano

 

El fútbol peruano en los Juegos Olímpicos

El deporte peruano hizo poco en los Juegos Olímpicos. Solamente cuatro medallas aparecen en el pobre historial del Perú en este gran evento deportivo.

Fueron cuatro; una de Oro en los Juegos Olímpicos de Londres 1948 gracias a Edwin Vásquez en la disciplina de tiro  y tres de plata con Francisco Boza (tiro) en Los Ángeles 1984, el equipo de vóley en Seúl 1988 y Juan Giha (tiro) en Barcelona 1992.

Pero, antes de los cuatro logros mencionados, el Perú pudo haber registrado su nombre en la historia de los Juegos Olímpicos, de no ser por razones netamente políticos.

En los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, se vivía más un ambiente tenso que deportivo. En medio de la Segunda Guerra Mundial, se organizó el evento en medio de dudas acerca de la capacidad de organización por parte de la Alemania Nazi.

En la competencia de fútbol, la Selección Peruana ofreció un papel por demás destacado en el certamen. Durante el proceso, Perú se había dado un banquete con Finlandia por 7-3 y en el partido de cuartos, derrotó a Austria por 4-2 tras ir 0-2 abajo en el marcador en buena parte del partido.

El resultado provocó que los hinchas peruanos invadan el terreno de juego para compartir el éxito con figuras como Alejandro Villanueva y Lolo Fernández. Ello, llamó al reclamo por parte de Austria ante FIFA, que ordenó disputar el partido otra vez sin espectadores en tribunas.

Cuando el Comité Olímpico Peruano se enteró de la decisión, envió un telegrama urgente a la delegación nacional: ”Anulación inaceptable. Orden presidente Benavides regresar a Lima urgente”.

Esta decisión provocó que el grueso de la delegación peruana emprenda el viaje de regreso a casa, donde fueron recibidos como auténticos campeones por parte de la afición.

No se sabe lo que hubiera pasado si no se anulaba el partido con Austria, aunque posiblemente se hubiera llegado lejos en aquellos Juegos Olímpicos por el nivel mostrado por aquel equipo de fútbol. Un día como hoy, hace 75 años, el Fútbol Peruano conoció de grandes injusticias.

Perú no participa en la disciplina de fútbol olímpico desde Roma 1960. Tuvo la posibilidad de clasificar a Tokio 1964, pero aquella tragedia en el Estadio Nacional impidió que lo haga. En adelante, se vivieron constantes decepciones en los torneos Pre-Olímpicos, por lo que vivir de aquel recuerdo de los Juegos de 1936 es el único alivio en la afición.

El último triunfo peruano en Montevideo

El último triunfo de Perú en las Eliminatorias se dio precisamente en Montevideo, ciudad donde la selección se jugará este domingo chances importantes por querer llegar a Brasil 2014.

Sucedió el 01 de junio de 2004. Perú llegó a esa sexta fecha con cinco puntos en cinco partidos disputados. No estábamos tan urgidos, pero la derrota ante Colombia en Lima una fecha antes, obligaba al equipo de Paulo César Autuori a sumar al menos un empate en el complicado estadio ”Centenario” si es que quería seguir vivo en el proceso.

En tanto, Uruguay pasaba por una ligera crisis deportiva. Tenía en las primeras cinco fechas, siete puntos, pero la derrota ante Venezuela por 0-3 en el propio Centenario obligó a la salida de Juan Ramón Carrasco de la dirección técnica, llegando en su lugar Jorge Fossatti.

El Uruguay – Perú debía ser un partido que marque la recuperación de uno de ellos. Todo empezó bien, pero con el correr de los minutos, el equipo peruano se fue afianzando en la cancha.

Fue un 3-1 contundente para la bicolor. El primer gol, una obra maestra de Nolberto Solano a su estilo: Un tiro libre imposible de atajar para el portero Gustavo Munúa.

El segundo gol llegó por medio de Claudio Pizarro, quien gracias a un centro de Roberto Palacios definió algo incómodo ante la salida de Munúa, pero al fin y al cabo fue un gol que nuevamente dejo fríos a los hinchas locales.

Uruguay se desesperó hasta perder los papeles. Gonzalo Sorondo se fue expulsado por escupirle a Palacios y Perú aprovechó esa desesperación. En el segundo tiempo, un joven Jefferson Farfán se infiltró en área uruguaya y, tras un pase preciso de John Galliquio, definió cruzado sobre el arco de Munúa.

El gol del descuento de Forlán solo maquilló el resultado final. Fue un 1-3 contundente de Perú, quizás el mejor partido jugado en la era Autuori. El resto, es historia conocida.

Formaciones:

URUGUAY: Gustavo Munúa, Marcelo De Souza, Gonzalo Sorondo, Alejandro Lembo, Gianni Guigou (salió al 46´ por Adrián Romero), Pablo García, Marcelo Sosa, Richard Núñez, Antonio Pacheco (salió al 46´ por Diego Forlán), Walter Pandiani (salió al 63 ´ por Darío Silva) y Javier Chevantón. DT. Jorge Fossati.

PERÚ: Oscar Ibáñez, Santiago Acasiete, Jhon Galliquio, Miguel Rebosio (salió al 80´ por Julio García), Walter Vilches, Nolberto Solano, Juan Jayo Legario, Carlos Zegarra, Roberto Palacios (salió al 58´ por Jorge Soto), Jefferson Farfán y Claudio Pizarro (salió al 46´ por Andrés Mendoza). DT. Paulo Autuori (BRA).

Los 100 años del primer partido en el Fútbol Peruano

Formación de Lima Cricket

Nuestro alicaído fútbol peruano tiene un motivo para que el 2012 sea considerado especial. El pasado 5 de mayo, se conmemoraron 100 años desde la disputa del primer partido en un torneo oficial en el país.

El fútbol llegó al Perú a finales del siglo XIX por los ingleses durante sus visitas al puerto del Callao. En su tiempo libre los navegantes británicos practicaban este deporte e invitaban a los ”chalacos” a participar.

Lo rivalidad se generó entre los locales y los extranjeros y captó la atención de los peruanos residentes en otras ciudades. En esos años, el fútbol se jugaba sin una organización formal como clubes deportivos o ligas. El primer club peruano en fundarse fue el Lima Cricket and Football Club en 1859, institución creada por la colonia de ingleses y sus descendientes radicados en el Perú.

Cuando los peruanos decidieron adoptar el fútbol de manera definitiva, se formaron otros clubes como Ciclista Lima (1896) que primero estuvo orientado al ciclismo, pero luego se dedicó a las actividades futbolísticas.

En el año 1897 se fundó el Association Football, primer club creado que luego se fusionó con Ciclista Lima. Posteriormente surgieron los primeros clubes de fútbol y ligas deportivas en otras ciudades como Arequipa y Cusco, pero la liga más importante de aficionados se originó con la rivalidad Lima – Callao.

Liga Peruana de Fútbol:

En 1912, el club Sporting Miraflores invitó a otros clubes de Lima y Callao a participar en la formación de una liga de fútbol. Varios aceptaron la invitación y el 27 de febrero de 1912 se creo la Liga Peruana de Fútbol, cuyo primer torneo contó con la participación de 16 equipos que fueron divididos en dos grupos: Primera División y Segunda División.

Primera División:

  •  Association Foot Ball Club,
  • Centro Sport Inca,
  • Escuela Militar de Chorrillos,
  • Lima Cricket and Football Club,
  • Miraflores Foot Ball Club,
  • Sport Jorge Chávez,
  • Sport Progreso,
  • Sport Vitarte y
  • Sporting Miraflores

Segunda División:

  • Atlético Grau de Lima,
  • Atlético Peruano,
  • Carlos Tenaud Nº1,
  • Carlos Tenaud Nº2,
  • Sport Alianza (que luego cambió su nombre a Alianza Lima),
  • Sport Libertad Barranco,
  • Sport Magdalena y
  • Unión Miraflores.

El 05 de mayo de 1912, Lima Cricket y Sport Vitarte disputaron el primer partido de la primera fecha en un torneo oficial en el país. Lima Cricket ganó 6-1 y a pesar que no hay crónica de la época sobre los goles, la línea media del Cricket fue lo más destacado.

Lima Cricket fue el campeón de aquella Liga Peruana de Fútbol y la Association FootBall Club fue el subcampeón. El resto es historia conocida.

Datos: DeChalaca

La noche del Chorrigolazo ante Paraguay

A puertas del choque clasificatorio entre Perú y Paraguay, es inevitable recordar uno de los momentos más emotivos en la historia de nuestra selección en eliminatorias.

30 de marzo del 2000. El Estadio Nacional fue sede del primer partido del proceso clasificatorio con miras al Mundial Corea – Japón 2002. En el hincha peruano quedaba aún la pena por haber quedado fuera de Francia 98 en la última fecha, mientras que en tienda paraguaya, la meta era superar lo hecho en ese Mundial, donde fue eliminado en la ‘Batalla de Lens’ por Francia.

Perú era entrenado por el tristemente recordado Francisco ‘el Pacho’ Maturana, mientras que Sergio Markarián, hoy DT de la bicolor, era el estratega del cuadro guaraní.

Ambos equipos llegaban con equipos a buen ritmo. Perú tenía una columna formada por Ibáñez en el arco, una defensa liderada por Reynoso, la experiencia de José del Solar en la contención, la creatividad de Solano y Palacios en la volante y la frescura de Claudio Pizarro, ya consolidado en el Bremen.

Paraguay tenía al eterno José Luis Chilavert como caudillo. Celso Ayala y Carlos Gamarra en la defensa, el ‘Toro’ Acuña y Carlos Humberto Paredes en el medio campo mientras que José Saturnino Cardozo y Roque Santa Cruz piloteaban el ataque.

Fue un primer tiempo parejo, en que Paraguay intentó llegar al arco peruano mediante el juego aéreo, sumándo a ello su férreo juego defensivo, característica histórica de todo equipo gauraní.

Recién en el segundo tiempo, llegaron las emociones. Ysrael Zúñiga y Pizarro se juntaron en una combinación. El ‘Bombardero’ le ganó la posición al ‘Colorado’ Gamarra a la entrada del área y éste terminó cometiendo un claro penal. Nolberto Solano se encargó de cambiar por gol la pena máxima y de darle mayor tranquilidad al equipo de Maturana.

Pero, lo mejor de la noche vino minutos después. Tras un pase corto de Solano, Roberto Palacios dibujó quizás, uno de los momentos más emotivos en su paso por la Selección. Anotó un golazo que dejó parado a Chilavert (al otrora mejor arquero del mundo) y corrió a celebrar con un polo debajo que lucía el ”Te amo Perú”, en un momento que puso a Palacios en el corazón de todos los hinchas peruanos. El 2-0 reflejó lo que se vio en la cancha, a un Perú que fue superior a Paraguay, pese al buen momento que atravesaban sus jugadores.

Y si algo le faltaba a esa noche de marzo, era ver golpeado a Chilavert. Seis minutos después del gol de Palacios, el árbitro del partido cobró penal en favor de Paraguay. Chilavert tomó el balón, disparó con fuerza pero su tiro fue tapado por un magistral Oscar Ibáñez, que consolidó su buen partido con ese accionar.

Fue un 2-0 que sirvió para la ilusión en ese proceso, pero con el correr de las fechas, esas ganas de ver a Perú se fue desmoronando. Maturana no culminó su trabajo y Perú se quedó sin otra Copa del Mundo, pero con este post, quisimos recordar la noche en que Palacios tuvo quizás, el mejor gesto que se vio en los últimos años para con la selección.

A tres décadas de la última clasificación mundialista de Perú

Y pensar que ya han pasado 30 años desde que Perú clasificó por última vez a un Mundial de Fútbol. Desde aquel 06 de setiembre de 1981 en que la Selección empató con Uruguay en el Estadio Nacional y obtuvo el pasaje a España 82, nuestra bicolor ha ido sumando fracaso tras fracaso.

Habían pasado dos semanas del memorable ‘Centenariazo’, el triunfo de Perú en el mítico estadio uruguayo con los goles de La Rosa y Julio César Uribe. En el choque de vuelta, al equipo dirigido por el recordado Elba de Padua Lima ‘Tim’ le bastaba un empate para decir presente en España.

El partido se jugó con inteligencia y manejo de los tiempos, con control de balón por parte de Perú y Uruguay que cuidaba evitar que le anotaran goles.

El equipo charrúa se la jugó por la experiencia de Julio César Morales y Ariel Krasouski, por entonces destacado volante de Boca Juniors. ‘Tim’ planeó su estrategía y se la jugó por el ingreso de Jorge Olaechea en labores de marca por Juan Carlos Oblitas.

Julio César Uribe fue el jugador más destacado en aquella tarde del domingo 06 de setiembre. Junto al ‘Diamante’ brillaron Rubén Toribio Díaz y Jaime Duarte en la defensa y Guillermo La Rosa en el ataque. Así pues, el equipo uruguayo dirigido por el histórico Roque Gastón Máspoli, no puedo vulnerar al equipo peruano, que superó con fútbol a la fuerza charrúa.

Cuando el árbitro brasileño César Coelho pitó el final del partido, la gente invadió el terreno de juego ppara compartir la algarabía por la clasificación al Mundial de España, aunque ese, no fue el único detalle saltante de esa jornada…

Esa tarde, marcó el retiro de Héctor Chumpitaz, el eterno ‘Capitán de América’ que con 37 años de edad, le ponía un punto final a una exitosa carrera que incluyó dos participaciones en Mundiales, una Copa América y un subtítulo de Copa Libertadores con Universitario de Deportes.

‘Chumpi’ fue paseado en hombros por todo el estadio, con la bandera nacional cubriendo su dorso desnudo y otorgándole en base a su experiencia, el pasaje al Mundia de España. Hace 30 años, de aquella memorable jornada.

La Página de Oro de Perú en ”La Bombonera”

Fecha: 31 de agosto de 1969. Lugar: Buenos Aires. ”La Bombonera”, aquel mítico estadio de Boca Juniors, fue testigo en esa jornada, de una de las páginas más gloriosas en la historia del Fútbol Peruano. La clasificación de Perú a un Mundial (por primera vez) por mérito propio.

Habían pasado 40 años desde la participación de Perú en el Mundual de Uruguay en 1930, cuando fue en calidad de invitado. Perú siempre fue catalogado como uno de los grandes de Sudamérica, merced a su buen trato de balón y calidad en sus jugadores, pero lamentablemente, no se veía reflejado en participaciones mundialistas.

Para 1969 se confió en el talento del entrenador brasileño ‘Didí’ para encaminar a Perú al Mundial de México 1970 y el acierto tuvo el fruto esperado. Para aquel partido en Buenos Aires, a Perú le bastaba con un empate para clasificar a la cita mundialista en suelo azteca y pese al favoritismo del local, la bicolor no desentonó y supo dominar a un nervioso equipo argentino, que sufrió de la picardía de sus jugadores en momentos claves.

Los dos goles de Oswaldo Ramirez. ‘Cachito’. era el suplente de Alberto Gallardo, pero éste se lesionó. Didí confió en el entonces delantero de Sport Boys como punta para el partido ante Argentina. Dos piques endiablados le bastaron para superar a Mario Agustín Cejas y darle a Perú el pasaje a México, para sorpresa de los asistentes a la Bombonera.

Esa tarde, Perú se mofó de Argentina. Supo herirlo no solo con fútbol sino también con picardia. Todo el país disfrutó con las travesuras de Roberto Challe quien depositó el balón en la cabeza a Rulli. O la quimba de Perico León a quien ‘se le rompió el pantalón’ con el fin de hacer tiempo. Perú no solo le ganó la clasificación a la Argentina, sino también le ganó en el moral al equipo albiceleste.

Ojalá algún día, una hazaña como la de la Bombonera se repita. El Perú necesita una alegría asi.

A 75 años de una injusticia para el Fútbol Peruano

Mucho antes del logro de Edwin Vásquez Cam en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948, el Perú supo registrar su nombre en la historia del período olímpico, pese a quedar sin el reconocimiento merecido por motivos netamente políticos.

Sucedió en los Juegos Olímpicos de 1936 disputados en Berlín, por entonces, un territorio peligroso pues en esos años la Segunda Guerra Mundial cobraba mayor intensidad, generando dudas acerca de la capacidad organizativa de la Alemania Nazi.

En la competencia de fútbol, la Selección Peruana ofreció un papel por demás destacado en el certamen. Durante el proceso, Perú se había dado un banquete con Finlandia por 7-3 y en el partido de cuartos, derrotó a Austria por 4-2 tras ir 0-2 abajo en el marcador en buena parte del partido.

El resultado provocó una invasión del terreno de juego por parte de los hinchas peruanos que acudieron al estadio para apoyar al equipo liderado por Alejandro Villanueva y Lolo Fernández. Esto generó el reclamo de Austria ante la FIFA, que ordenó disputar nuevamente el partido sin espectadores en las tribunas.

Al enterarse de esta determinación, el Comité Olímpico Peruano (presidido por Eduardo Dibós) envió un telegrama en calidad de urgente a la delegación en Alemania: “Anulación inaceptable. Orden presidente Benavides regresar a Lima urgente”.

El grueso de la delegación de Perú, no solo los participantes en fútbol sino de otras disciplinas, emprendieron el regreso a casa donde fueron recibidos como auténticos campeones.

No se sabe lo que hubiera pasado si no se anulaba el partido con Austria, aunque posiblemente se hubiera llegado lejos en aquellos Juegos Olímpicos por el nivel mostrado por aquel equipo de fútbol. Un día como hoy, hace 75 años, el Fútbol Peruano conoció de grandes injusticias.

Historia del Estadio de Ascope y sus tribunas tipo inglés

(Por: periodista Felix Alvarez)

Veintidós de mayo de 1927 qué mejor fecha la que escogió el alcalde de Ascope, don Erasmo Carbonel y el prefecto de La Libertad, doctor Lanatta para celebrar el vigésimo sétimo aniversario de su elevación a ciudad  recordando que en 1900 el presidente de  la república Eduardo López de Romaña firmó la ley del Congreso elevando esa villa a la máxima categoría e inaugurar el estadio con reventazón de cohetes y bombardas al son de las bandas de música.

Ese día Ascope estaba de  fiesta porque en el moderno estadio jugaron pujantes equipos del balompié de Trujillo, Salaverry, Chiclín y de esta ciudad.

Como cuenta el conocido médico cirujano doctor  Enrique  Mejía Saldaña, el estadio construido a base de cemento y madera que llegó a convertirse en el mejor del  norte. Lo seguía en categoría la famosa Grama de Mansiche de Trujillo, y eso lo saben aquellos viejos testigos de la “ciudad de cortesía y leyendas”.

El añejo “coloso”  es ahora el  patito feo de la región luego del monumental Estadio Mansiche. El Estadio de Ascope, en su inauguración contaba con una cancha de fútbol, central y dos auxiliares, la cancha central se sembró gras importado de Inglaterra, y contaba con malla olímpica es decir todo el perímetro del campo de juego, así mismo contaba con dos tribunas, sur y norte de madera y techada con calamina, camerinos para concentración, duchas unipersonales, agua propia, la que se extraía de un pozo mediante el sistema de bombeo por medio de una mariposa que hasta la fecha existe pero ya deteriorada e inservible quizá, mudos testigos de lo que fue ese extraordinario estadio.

Se sabe que en la  plana de dirigentes del IPD se levantó una voz, la de Alfredo Britto Mayer quien dijo que el Estadio Mario Orezzoli puede ser escenario de partidos de la Copa Perú basándose en su historia y sus comodidades tanto para los jugadores como para  los asistentes.

Quien no recuerda que un ascopano, don Estuardo Meléndez Macchiavello, muy jovencito entonces aprovechando la amistad que  tuvieran sus padres don Arturo Meléndez y doña Amalia Macchiavelo  con el  entonces doctor Manuel Prado y Ugarteche le pidió la  construcción del Mansiche, cuyo escenario fue inaugurado años después por el presidente José Luis Bustamante y Rivero hace más de 60 años.

Para muchos  no saben quien fue don Mario Orezzoli. Este personaje fue un próspero hombre  de negocios e  hincha  acérrimo del Atlético Ascopano de cuyo club  fue su mecenas  y por estos  aguerridos mandó construir el estadio.

En la fecha inaugural el Atlético Ascopano le pone dos a cero al  salaverrino Miguel Grau con el arbitraje de Domenech y en esa misma tarde de goles el Unión  Cartavio le pega al casagrandino Association FBC por 3 a cero  bajo el  arbitraje de Lizardo López Torres.

 


ANTIGUO Estadio de Ascope, cuando reunía a cientos de aficionados allá por los años ’20 del siglo pasado. (Foto de Segundo Silva Llanos).

En las graderías del Estadio no alcanzó un solo espectador más  de los cuatro mil que estaban cómodamente sentados. Muchos de ellos  procedentes de Trujillo quienes utilizaron los vagones del Ferrocarril que  arrastró  aficionados  de  Salaverry y Trujillo.

No era  para menos.  Se  trataba de un moderno estadio y que hoy contrasta con el modernísimo Estadio Mansiche.

Antes que se levante  el Mansiche,  Ascope  fue escenario de partidos  nacionales  y uno que procedía de Argentina cuando celebraban la feria de San Juan Bautista, cuenta el  escritor y periodista Teodoro Rivero-Ayllón.

En la inauguración estuvo presente y muy feliz  don Mario acompañado de su hermano Santiago, quien vino especialmente desde Italia para presenciar el acontecimiento.

El fondo del acontecimiento fue el Atlético Ascopano conformado por muchachos que sudaban la camiseta  a cambio de nada y eso es lo  que animó a don Mario  para dar trabajo a  los progenitores en sus almacenes que tenían en las Grandes Tiendas Orezzoli.

Militaban en El  León Dormido, así llamaban al equipo porque en el segundo tiempo rugía y daba vuelta el partido casi perdido con goles del gran “Quindo”, Fulgencio Silva Llanos y con la defensa en el Chueco Juan Honores,  haciendo trío con el  “Loco” Julio Alvarez.  Otras figuras, fueron “Cohete” Alfonso Ugarte y el gran “Chilala” Amorós.

“Quindo” aventaba certero la  redonda  que nadie, ningún arquero lo podía atajar y menos el “Chueco” Honores dejaba  violar su arco.

 


CARICATURA de JUAN “CHUECO” HONORES dejaba desarmados los ataques de los   delanteros rivales. Tomaba los centros de su valla con una mano y luego  salía con la pelota entre sus atacantes sonriente para despejar. (Caricatura de AntonioTorres) – Juan Honores fue arquero de la Selección Peruana campeona de la Copa América de 1939.

Juan  Honores en su última visita que hizo a su lar natal luego de residir en Buenos  Aires, Argentina, después en Lima en donde escribió una columna deportiva “Las Cosas Derechas” contó que  su deporte favorito era  el básquetbol de cuyo equipo del Centro Escolar Nº 243 el profesor lo sacó por no jugar con seriedad y que sus  burlas lo hacía como en el Globert Trotter.  Pero esta  medida disciplinaria no lo acomplejó porque comenzó a militar  en el  fútbol  en donde protagonizaba mucha gracia evitando así que su arco sea  burlado.

En Lima, una de  esas atajadas fue cuando el respetable y los 21 jugadores  en la cancha quedaron mudos de asombro al ver que el cañonazo del famoso Adolfo Perdenera había quedado atrapado en las rodillas  de Honores que no había visto la pelota. Fue increíble… pero cierto.

Contó en rueda  de amigos  y paisanos que “siempre he respondido que jugar al futbol para mi era una felicidad…lo  hacía con mucho amor y muy espontáneo. Se  me ocurrían detalles en mis intervenciones, pero sin ánimo de burlarme  de nadie. Tenía como principio  el respeto a mis adversarios, a quienes traté con mucha cordialidad”

Don Javier Larco Herrera, mecenas del deporte, había fundado un club  en su hacienda Chiclín y estuvo en pos  de  figuras y en Ascope le gustó el juego de un muchacho a quien sus padres abandonaron. No había sido asentado en el registro civil y el empresario  al bautizarlo en el templo matriz de Ascope y el  padre Jesús Villalobos le extendió su partida con  el nombre de Alfonso Ugarte igual como se le denomina a  su equipo.

En Ascope este jugador era conocido como “Cohete” por su rapidez en el campo. Veamos como el popular “Peluca” Sevillano cuenta esta anécdota que como reguero de pólvora  va de boca en boca:

Se origina un off side. “Cohete” Ugarte patea la  redonda elevándola hasta lo alto del cielo causando  la burla y la risa de lo jugadores y también del público. “Cohete” corre cerca del  arco a fin de recibir el esférico pegando un cabezazo. Convierte el gol mofándose así del arquero quién seguía carcajeándose. Fue uno más para su Atlético Ascopano que jugaba en la década del 40 con el Siete de Junio,de Casagrande…Que tiempos aquellos.


PRIMER equipo del aguerrido Atlético Ascopano con sus figuras Juan Honores, Fulgencio
”Quindo” Silva Llanos, Julio “Loco” Álvarez, “Chilala” Amorós y Alfonso “Cohete” Ugarte, entre otros grandes con su reina Griselda Flores. (El dueño de la foto doctor Enrique Mejía Saldaña refiere que los jugadores militaban en el equipo sin reclamar dinero).

El último título de Perú en la Copa América

Los mejores años de la Selección Peruana se dieron en los años 70. Dos clasificaciones a Mundiales (México 70 y Argentina 78) y el título de la Copa América en 1975, han sido las páginas más glorias en la historia de la ‘Bicolor’.

Fue un 28 de Octubre, cuando Perú logró su último título sudamericano, ganado en aquella final disputada ante Colombia en la sede neutral de Caracas. Vale decir, que la disputa del trofeo no era tal y como se disputa en la actualidad. No había sede neutral y los países participantes debían disputar partidos de ida y vuelta.

Por primera vez participaron los 10 miembros de la Confederación Sudamericana de Fútbol, con un nuevo formato: tres grupos de tres equipos, clasificando el primero de cada grupo a semifinales conjuntamente con el último campeón Uruguay.

El equipo peruano era dirigido por el finado Marcos Calderón y contaba con figuras que en ese entonces disfrutaban de su mejor momento: Teófilo Cubillas era figura del Porto de Portugal y Hugo ‘Cholo’ Sotil destacaba en el Barcelona de España junto a otro grande como Johan Cruyff.

Perú quedó instalado en el Grupo B junto a Chile y Bolivia. Logró tres victorias y un empate (1-1 en el primer partido ante los mapochos en Santiago). Se recuerda los triunfos en Lima ante bolivianos y chilenos con actuaciones más que sobresalientes de Cubillas, César Cueto y Juan Carlos Oblitas, uno de los jugadores que disputó todos los partidos del proceso junto al meta Otorino Sartor y al capitán Héctor Chumpitaz.

La selección ofreció una de sus mejores presentaciones en la primera semifinal disputada ante Brasil en Bello Horizonte, logrando un claro 3-1 con dos goles de Enrique Casaretto y el restante de Teófilo Cubillas, considerado uno de los mejores goles en su carrera. En la vuelta disputada en Lima, La ‘Bicolor’ no pudo reeditar la actuación realizada en tierras brasileñas y fue sometido por Brasil 2-0, obligando a la Confederación Sudamericana de Fútbol a elegir al finalista mediante sorteo.

Al ganar el sorteo desarrollado en la CSF, Perú debía enfrentar en la gran final a Colombia, que había dejado fuera al campeón Uruguay con un global de 3-1. En el primer partido jugado en Bogotá, el equipo cafetero se impuso 1-0, con lo que en Lima, Perú estaba en la obligación de ganar para forzar un tercer partido definitivo. Así fue, pues en el Estadio Nacional, Juan Carlos Oblitas y Oswaldo ‘Cachito’ Ramírez, decretaron el triunfo peruano y la disputa de la Copa América debia trasladarse en esa oportunidad a Caracas, Venezuela.

Aquella cita la ganó Perú 1-0 con gol de Hugo Sotil. Vale aclarar (y valorar) que los jugadores que militaban en el fútbol extranjero debían costear sus propios pasajes, pues la FIFA no obligaba a los clubes a ceder a sus jugadores. Así, Cubillas y Sotil practicamente se escaparon de sus concentraciones con Porto y Barcelona para defender la camiseta peruana y otorgarle la segunda Copa América en su historia.

La campaña fue la siguiente:

Primera ronda – Grupo B:

Santiago: Perú 1 (Rojas) – Chile 1
Oruro: Perú 1 (Ramírez) – Bolivia 0
Lima: Perú 3 (Ramírez, Cueto, Oblitas) – Bolivia 1
Lima: Perú 3 (Rojas, Oblitas, Cubillas) – Chile 1

Semifinales:

Belo Horizonte: Perú 3 (Cassaretto 2, Cubillas) – Brasil 1
Lima: Perú 0 – Brasil 2

Final:

Bogotá: Perú 0 – Colombia 1
Lima: Perú 2 (Oblitas, Ramírez) – Colombia 0
Caracas: Perú 1 (Sotil) – Colombia 0

El recordado gol de tijera de Juan Carlos Oblitas en el triunfo sobre Chile en Lima